ARTIGOS

Tecnología y sostenibilidad del uniforme olímpicos japonés

Cómo Japón creó uniformes tecnológicos a partir de ropas desechadas

Compartir

Difusión/ Asics

El uniforme de los atletas estará compuesto por una prenda 100% sostenible

A comienzos del 2021, Japón describió sus intenciones de convertirse en una nación "cero carbono". Aunque complejo, el plan presentaba medidas muy acertadas: invertir en tecnologías limpias, como la eólica, e incentivar la fabricación de motores eléctricos para automóviles. Los liderazgos japoneses estiman que, en el 2050, el país no emitirá más carbono en la atmósfera.

+ Conozca más acerca de la innovación eléctrica en el sector automotriz japonés, que tiene como objetivo que el país sea neutral en carbono hasta 2050.

El proyecto japonés no deja de ser un mensaje: si cada uno de nosotros no hace su parte con respecto al medioambiente, todos sufriremos las consecuencias. Cada acto, por más ínfimo que parezca, puede ser un compromiso por el bien de nuestro planeta. Y es esa mentalidad de cooperación que el país quiere reforzar en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020.

+ Conozca la competición más tecnológica de la historia: los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2020

Durante toda la competencia, la delegación japonesa mantendrá la preocupación ecológica estampada en sus ropas. El uniforme de los atletas estará compuesto por una prenda 100 % sostenible, confeccionada con un tipo de poliéster reciclado a partir de prendas donadas por los mismos japoneses. Esto se debe a que, a lo largo del 2019, la fabricante japonesa Asics instaló locales de recolección, donde la población podía depositar sus ropas viejas. A partir de esas ropas, creó abrigos nuevos y modernos.

Para incentivar a la población, algunos atletas, entre ellos Chisato Fukushima y Yoshihide Kiryu, donaron las ropas que usaron durante sus conquistas deportivas. Durante las entregas, dejaron mensajes inspiradores sobre la necesidad de un mundo sostenible. Las frases se expusieron en las calles, al lado de la información de que la industria de la moda es responsable, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, del 10 % de las emisiones de gases contaminantes a nivel mundial.

Además de la sostenibilidad, la fabricante se concentró en otros dos aspectos: el control del calor y la diversidad. El primer factor de atención responde a una preocupación por las altas temperaturas que se esperan en Tokio durante la competencia. Por eso, de acuerdo con Asics, los uniformes contemplan la evaporación rápida del sudor y la comodidad térmica.

De acuerdo con Takahiro Yamabe, uno de los idealizadores de los uniformes de la delegación japonesa, el proyecto se centró en la confección de prendas que se adaptaran tanto a las temperaturas superiores a 30 grados al aire libre como a las ventilaciones de los dormitorios de la villa olímpica. Después de una serie de pruebas y mediciones, eligieron un tipo de poliéster que se siente muy similar al algodón sobre la piel.

Con respecto a la diversidad, los abrigos rojos, inspirados en el color del sol al amanecer, tienen una característica ambigua: si bien parecen iguales de lejos, de cerca se puede notar que las líneas cosidas de cada prenda presentan un diseño único. Es una forma de decir que, aunque son todos iguales, cada atleta es único.

Los voluntarios también dispondrán de piezas especialmente desarrolladas para sus rutinas

Pero no solo se contempló a los atletas con uniformes sostenibles y tecnológicos. Los más de cien mil voluntarios de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 también recibirán prendas concebidas especialmente para sus rutinas. Como gran parte de ellos trabajará aproximadamente seis horas por día, la ventilación y la comodidad fueron factores fundamentales.

De acuerdo con Riko Ochai, responsable de la concepción de las vestimentas de los voluntarios, su equipo comenzó a recopilar datos en el 2016 para entender mejor las necesidades del grupo. Durante el proceso se realizaron mediciones de temperatura corporal y pruebas ergonómicas con varios tipos de calzados deportivos. La elección del diseño y de los materiales se dio después de tres años de análisis.

De color azul marino y diseño unisex, los uniformes de los voluntarios también se confeccionaron con poliéster reciclado y material vegetal. Además de remeras polo, pantalones y calzado deportivo, el uniforme puede complementarse con medias, chaquetas, sombreros y carteras.

Tanto Yamabe como Ochai saben que los uniformes del país sede quedarán para siempre en el recuerdo. El esmero de sus equipos, que aunó ciencia, moda y sostenibilidad, constituye una prueba de cómo Japón calcula y valora cada etapa de sus planes a largo plazo. Eso se aplica tanto a los uniformes olímpicos como al proyecto de llegar a ser cero carbono.

+ Lea también acerca de los robots ayudantes de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020

Related Content

Volver Arriba