Artículos

El Espectáculo de los Volcanes en Japón

Conozca algunas singularidades de las actividades volcánicas en el território japonés

Compartir

El Espectáculo de los Volcanes en Japón

Conozca algunas singularidades de las actividades volcánicas en el território japonés

Japón se localiza en el Cinturón de Fuego del Pacífico, región en la que se encuentra aproximadamente el 50% de los volcanes que existen en el planeta.

El territorio japonés cuenta con más de 200 volcanes, de los cuales más de 100 están activos. Aunque esta cantidad pueda variar de año a año, Japón es el 5º país con más volcanes de la tierra.

El territorio japonés sufre con terremotos y erupciones debido a su proximidad con el contacto de cuatro placas tectónicas: filipina, pacífica, euroasiática y norteamericana.

El volcán Sakurajima, en Kagoshima, presentó la mayor erupción del siglo XX en Japón. Debido al alto flujo de lava en 1914, la isla se unió a la península Osumi.

Volcán Sakurajima

En la isla de Kyushu, en Nagasaki, se encuentra el Monte Unzen, un volcán que ha causado mucha destrucción y actualmente se encuentra adormecido y rodeado por azaleas y rosas.

Monte Unzen

Considerado el punto más alto del país, el Monte Fuji es el volcán más popular de Japón. Se estima que reciba la visita de un promedio de 200.000 personas al año, el 30% de las cuales provienen de otros países.

Monte Fuji

Fuji-san, apodo cariñoso que los japoneses le dieron, está adormecido desde hace 314 años. Su última erupción ocurrió en el año 1707, 49 días después de que un terremoto de magnitud 8,6 devastara el litoral.

El Monte Zao, localizado entre las provincias de Yamagata y Miyagi, es otro volcán muy visitado. A pesar de que está activo, su última erupción tuvo lugar en 1940. En invierno, en sus alrededores se pueden disfrutar pistas de esquí y baños termales.

Monte Zao

El Monte Kirishima, localizado entre Miyazaki y Kagoshima, es un grupo de volcanes activos muy concurrido por sus bellos paisajes, que se pueden contemplar a partir de los 12 picos del conjunto volcánico. El más alto llega a 1700 metros de altura.

Monte Kirishima

Uno de los más temidos volcanes es el Monte Asama, localizado entre Nagano y Gunma. Aunque aún se encuentra en actividad, el paseo por el entorno del volcán atrae a turistas en la vista de los Alpes del Norte de Japón.

Monte Asama

Este país también tiene volcanes en el suelo marítimo. A lo largo del tiempo, la lava acumulada de esas formaciones puede formar islas volcánicas, como en el caso de Aogashima, cuya área llega a 8,75 km².

Monte Aogashima

La isla volcánica inhabitada de Nishinoshima sufrió grandes erupciones en el 2013, lo que hizo que su tamaño aumentara 11 veces en el período de un año.

Lea más:

¿Qué hace del japonés un idioma tan interesante?

+ La pasión nipona por el Yakyuu, el béisbol japonés

Volver Arriba